Más vale maña que fuerza

por
Más vale maña que fuerza
Más vale maña que fuerza. Foto: Cortesía

Más vale maña que fuerza

por
Más vale maña que fuerza
Más vale maña que fuerza. Foto: Cortesía

En aquel muy antiguo refrán del título, no usado hoy por los muy jóvenes, se resume lo que creemos condujo al desenlace del combate del sábado pasado en el cual el invicto zurdo ucraniano Olkesandr Usyk usó la maña, la mejor técnica, la adaptación a los ritmos del combate y en suma la confianza en sí mismo, para sorprender al inglés Anthony Joshua y a la mayoría de los entendidos (no tanto a nosotros, que no lo somos. De veras y sin petulancia) para, con el empleo de tales recursos despojarlo sin mayores dificultades de la corona Súper de la Asociación Mundial (AMB) y de las lineales de la Organización Mundial (OMB), la Organización Internacional (IBO) y la Federación Internacional (FIB)– la del Consejo sigue en poder del británico Tyson Fury–, mediante tarjetas de 117/112, 116/112 y 115/113.


Los miembros del jurado fueron el ucraniano Viktor Tesechko, el británico Howard Foster y el estadounidense Steve Weisfeld, quienes registraron en sus cartulinas las votaciones ya citadas, en tanto que los supervisores fueron Carlos Ortiz Jr.(FIB), Ed Levine (IBO), John Duggan (OMB) y el venezolano Carlos Chávez (AMB), este Consultor Jurídico de la entidad decana.


Haciendo un símil entre el boxeo y un deporte menos agresivo en lo físico, aunque si en lo mental, cabe decir que Usyk llevó el combate como una partida de ajedrez en la que él fue un Gran Maestro y AJ, ahora de 24 (22)-2 (1)-0, un aprendiz del juego ciencia. Fue la victoria de la habilidad sobre la fuerza bruta.


Los 12 rounds los ejecutó milimétricamente Usyk, de 19 (13)-0-0), con una cerebral ofensiva sobre las piezas del campeón, los peones, caballos, alfiles… Lo acorraló y le dio jaque mate al rey. Manejó la pelea a su aire: atacó y pegó cuando debía, se replegó a ratos, se movió otras veces lejos del centro de peligro, se aferró al adversario también cuando tuvo que hacerlo, y así anuló por completo el pregonado y probado poder de KO del contendor (que pasó serios apuros y lució mal en el último asalto) en ruta a una inobjetable victoria que desconsoló a un elevado porcentaje de las casi 70 mil personas en el Tottenham Horstpur Stadium de esa ciudad de los suburbios de Londres.


Dos 2 semanas antes de la pelea dijimos aquí que “Usyk, de 34 años, alias El Gato…no es ningún desconocido: fue campeón mundial amateur y medallista de oro del completo en las Olimpíadas de Londres en 2012 y reinó largo tiempo en crucero en todas las versiones”. Siete días después, luego de indicar que AJ era el candidato a imponerse, alertamos que debía considerarse la opción del retador “cuyas posibilidades de victoria no pueden descartarse, en fundamento a su hábil esgrima”.
Tal como sucedió, en los hechos.

Cinco campeones en la historia de Ucrania

Oleksandr Usyk no solo es el flamante campeón mundial de todos los pesos en 3 de las cuatro versiones más importantes de los organismos que controlan el boxeo mundialmente. Es también apenas el segundo boxeador en la historia, junto al ahora si retirado Evander Holyfield (el ahora sí por la aplastante y humillante derrota por KO que sufrió en 109 segundos ante el brasileño Viktor Belfort el pasado 11 de septiembre en su intento por reaparecer con 58 años a cuestas), que han sido reyes con títulos unificados en el peso crucero y en el completo y, además, con Holyfield y Dave Haye son los únicos tres que se han titulado en la máxima categoría luego de haber dominado la división inferior.


Aparte de haber marcado los hitos señalados es también Usyk el quinto púgil nacido en Ucrania (es oriundo de Simserápol, donde nació el 17 de enero de hace 34 años), país que formó parte de la extinta URSS entre 1922 y 1991, un largo período de 69 años en los que el boxeo profesional estaba prohibido, lo que explicaría la poca cantidad de campeones mundiales aportados a la historia del boxeo por ese país euroasiático de algo más de 600 mil kilómetros cuadrados con una población de unos 42-43 millones de habitantes, cuya capital es Kiev, cuna de las más hermosas mujeres de Europa, según se dice.


Es igualmente Usyk solo el tercer soberano del peso completo nativo de Ucrania, antecedido por los hermanos Vitali y Wladimir Klitschko, dos leyendas del pugilismo europeo y mundial.


El primero fue campeón pesado OMB entre junio del 99 y marzo de 2000 y también del CMB entre el 24/4/2004 al 9 de noviembre del siguiente año. Regresó de un retiró de 4 años a los 37 de edad y se adueñó del fajín OMB durante 7 años desde el 1 de octubre 2008 al 15 de diciembre de 2015 cuando lo dejó vacante. Se despidió luego de 14 años activo con un récord de 41 éxitos por K0 de 45 ganadas con derrotas solo frente a Chris Byrd en 9 asaltos en abril 2004 y ante el inglés Lennox Lewis en el Staples Center de Los Ángeles en disputa de las fajas del CMB y de The Ring, a los 3 minutos del 6° capítulo.


Su hermano 5 años menor, Wladimir (nació en 1976), es un icono de todas las épocas: reinó para la OMB del 14 de octubre-2000 al 8 de marzo 2003 y de la FIB desde el 22 de abril de 2004 hasta el 23 de febrero de 2008 y de la mismo organización entre abril de 2006 a noviembre del 2015; finalmente ejerció una dictadura de 4 años como campeón Súper de la Asociación Mundial desde abril 2011 a noviembre 2015 y del Consejo Mundial entre octubre-2000 al 8 de abril 2003.


En 21 años de carrera, de 1996 a 2017, peleó 69 veces con 64 triunfos, 53 de ellos por nocaut, 5 reveses, 4 por KO. Su última subida al ring fue ante Joshua, quien lo noqueó en 11 en Wembley, por lo que bien puede decirse que UYsyk vengó a su compatriota. WK batalló 41 veces con un título de por medio—un récord histórico- con apenas 5 frustraciones.


Entre los hermanos Klistchko y Usyk se ubica Vasyl Lomachenko, aun en plena actividad, para la generalidad de los expertos el más grande peleador aficionado de todos los tiempos, ganador en 396 de 397 refriegas en amateur. Hi-Tech, como le apodan, fue campeón pluma y superpluma de la OMB y ligero de la AMB, OMB y CMB, tronos que perdió frente a Teofimo López y que tratará de reconquistar en fecha próxima pero aun no determinada.


Por último, citemos al que es el primero en el tiempo. Se trata de Louis “Kid” Kaplan, nacido en Kiev y a quien casi nadie recuerda. Kaplan se coronó en pluma en 1925 y se mantuvo en el trono hasta el año siguiente. Para aquellos remotos tiempos solo se discutían títulos en las divisiones tradicionales como eran la de los pesos mosca, gallo, pluma, ligero, welter, mediano, semicompleto y completo, nueve menos que las de estos días.
“Kid” Kaplan (Kiev,Ucrania, 15-11-1901-Norwich, Connecticut, 26-10-1970) fue un peleador de gran colorido que llenaba los estadios por su agresivo estilo y coraje. Vivió desde los 5 años en Meriden, Connecticut, Estados Unidos. Se mantuvo en los cuadriláteros durante 15 años entre 1918 y 1933, Antes de los Klistchko, Lomachenko y Usyk, The Ring lo distinguía como el mejor púgil ucraniano de la historia. Se tituló campeón mundial el 27 de agosto de 1925 frente a Babe Herman, en el Madison Square Garden de Nueva York y en 2 defensas venció en la revancha de nuevo a Herman y en la segunda derrotó a Babe García en junio de 1926. Fue también campeón nacional de Nueva Inglaterra en el peso ligero. Ganó 107 combates, solo 27 antes del límite, con 22 derrotas, 3 por KO y 13 tablas. En 2003 fue llevado al Salón de la Fama Internacional del Boxeo, en el grupo Old Timers, y figura también entre los inmortales del Salón Deportivo Judío de la Fama.


Jamie Mitchell es la nueva campeona gallo WBA

Jamie Mitchell es la nueva campeona gallo WBA



LA NOCHE EN QUE EL CALOR NOQUEÓ A ROBINSON

LA NOCHE EN QUE EL CALOR NOQUEÓ A ROBINSON

En unos pocos días más de este mes de junio,...

WBA lamenta el fallecimiento de Benedicto García 

WBA lamenta el fallecimiento de Benedicto García 

La World Boxing Association (WBA) lamenta el fallecimiento de Benedicto...

Coyoacán celebrará nuevo WBA Future este fin de semana 

Coyoacán celebrará nuevo WBA Future este fin de semana 

Este fin de semana regresará el WBA Future Champions con...