3 Grandes peleas fijadas en la historia

por
3 Grandes peleas fijadas en la historia

Las tres grandes peleas sugeridas en el título de la columna tienen, igualmente, seis grandes protagonistas, todos inscritos en la historia del boxeo con caracteres imborrables, cinco (excepto Firpo) con un nicho en el Salón Internacional de la Fama de Canastota, Nueva York. Las tres peleas se efectuaron en el mes en curso durante los días 9, 14 y 16 de los años 1983,1923 y 1981, respectivamente.

En riguroso orden cronológico por años los encuentros fueron los del legendario Jack Dempsey y el argentino Luis Ángel Firpo (llamado El Toro Salvaje de las Pampas), primer latinoamericano en pelear por la faja de todos los pesos, quienes se midieron el 14/9/1923; Ray Sugar Leonard vs Thomas Hearns, el día 16 de 1981 por la diadema welter (147 libras o 66,680) de la AMB y CMB en el Caesar´s Palace de Las Vegas, Nevada, y, por último, el segundo choque entre el campeón mundial de la AMB del superligero o welter junior (140 libras o 63,500 kilos) Aaron “El Halcón” Pryor y el nicaragüense Alexis “El Flaco Explosivo” Argüello, quien buscaba vengarse, el 9/9/83 en el salón al aire libre del Caesar´s Palace.

Veamos de seguidas algunos detalles de aquel trío de pleitos.

A FIRPO LE FALTO SOLO UN POCO

L a pelea de Firpo y Dempsey se montó en el Polo Grounds de NY ante unos 85 mil espectadores en los graderíos, con el primero en su cuarta defensa de la faja que había ganado con un nocaut en 3 vueltas sobre Jess Willard el 4 de julio de 1919. Segundos después del primer campanazo Firpo llevó a la lona a  Dempsey con una derecha corta, pero el “Magullador de Manassa” se levantó y se lanzó en contrataque sobre el retador con una furiosa ofensiva que llevó 7 veces a la lona al rival. Aun mareado, pero valientemente, Firpo se abalanzó contra el adversario y con un alud de golpes que remató con una poderosa derecha sacó del ring al monarca, que cayó aparatosamente sobre un periodista y sobre una máquina de escribir, caída en la que resultó herido en la nuca. Fue este el momento crucial del combate y que impidió la victoria del argentino: Dempsey regresó al ring con la ayuda de un grupito de reporteros y del árbitro Jack Gallagher -quien paró el conteo a los 9 segundos- todo ello en contravención a lo estatuido al respecto en las reglas del Marqués de Queensberry, en vigencia desde fines del siglo XIX. Se ha asegurado que Dempsey estuvo entre 14 y 17 segundos fuera del ring, lo que habría dado el triunfo al aspirante. En el round siguiente Dempsey apabulló a Firpo y lo tumbó 4 veces para que Gallagher decretara el nocaut a los 57”.

Se ha dicho también que de haber reclamado Firpo o sus allegados por lo ocurrido en el primer asalto la Comisión Atlética de Nueva York, que supervisó el combate, habría descalificado a Dempsey y otorgado la victoria al aspirante y con ella el título. Pero nadie elevó una protesta formal. Ese combate fue el punto de arranque para el ingreso del boxeo a la Argentina y a buena parte de Latinoamérica, razón por la cual a Firpo (Junín, 11/10/1894-Buenos Aires, 7/8/60) se la llama con justicia El Padre del Boxeo Argentino.

En su carrera ganó 31 peleas, 26 por KO, perdió 4 (3 por KO), sin tablas. Por su lado, Dempsey (Manassa, Colorado, 24/6/1895-New York, 31/5/1983) se retiró luego de perder el cetro ante Gene Tunney en su quinta defensa y de caer de nuevo en la revancha casualmente en septiembre también las dos veces, el 23 y el 22 de ese mes en 1926 y 1927. Se despidió con balance de 53 (43 KO)-6 (1 KO)-8 en 13 años sobre el ring.  Es miembro del HOF de Canastota, como integrante del Grupo Olds Timers (Viejos Tiempos).

LEONARD REMONTÓ Y NOQUEÓ

La colisión entre Leonard y Hearns tuvo de escenario el Cáesar’s Palace de Las Vegas con la faja welter AMB y CMB de Leonard en disputa. Hearns se llevó los 5 primeros rounds con la ayuda de su mortificante y veloz jab y aun cuando Leonard descontó en los tramos intermedios el retador estaba adelante en el 14°, con tarjetas de 125-122, 125-121 y 124-122.  En ese asalto Leonard desató una intensa ofensiva de ambas manos y el réferi se interpuso y detuvo las acciones a los 1’45”.

Luego del encuentro Leonard rindió tributo a la calidad boxística de alias Hitman, de quien dijo algo como esto: “Este hombre se mueve lateralmente, adentro, abajo, arriba…No podía atajarlo”.

Angelo Dundee, el icónico entrenador, sempiterno hombre en la esquina de Muhammad Ali, quien atendió a Leonard en la pelea, le estimuló poco antes de la campana para el 14°. “Lo estás echando a perder -lo puyó- Lo estás echando a perder. Tenemos que separar a los hombres de los niños…” Un minuto y 45 segundos después el réferi Davey Pearl la paró ante la indefensión de Hearns. The Ring distinguió a la pelea como la Mejor del Año.

Ocho años más tarde, el 12 de junio del ´89, se enfrentaron otra vez por los cinturones CMB y OMB de Leonard. Hearns tumbó a Sugar en el tercero y en el once, sin que hubiera un ganador. Los jueces votaron 113-112, 112-112 y 112-113. Para muchos, Hearns merecía el fallo.

Sugar Leonard peleó durante veinte años (1977-97) y se retiró con 36 (25 KO)-3(1)-1. Fue llevado al Salón de la Fama en 1997. En cuanto a Hearns, en Canastota desde 2012, actuó por 29 años entre 1977 y 2006. Al colgar los guantes sumaba 61 (48KO)-5 (4)-1.

AARON PRYOR LIQUIDÓ AL “FLACO”

El 12/11/82 en el Orange Bowl de Miami, el imbatido Aaron Pryor (31-0) había noqueado en 14 al nica Alexis Argüello, quien iba entonces por su cuarta corona luego de reinar en pluma, superpluma y ligero, con 16 defensas de esos títulos sin conocer la derrota y que dejó al subir de peso, en cada caso. Pryor lo acabó en el 14 en una de las mejores peleas de todos los tiempos en el superligero (la han  catalogado de una edición en miniatura de la mítica refriega protagonizada en Manila ganada por Muhammad Ali a Joe Frazier, que no salió para el round 15 en octubre de 1975), aun cuando la victoria del “Halcón” fue opacada por una botella decomisada en su esquina. Un micrófono de la prensa captó cuando el segundo entrenador de Pryor, Carlos “Panamá” Lewis, le dice a un asistente “¡Dame la botella. No. Esa no. La otra!” Esa “otra” presuntamente contenía una mezcla revitalizadora de agua con antihistamínicos. Por su lado, el entrenador principal de Pryor, Artie Curley, afirmó que la botellita tenía solo “menta con aguardiente.” Pero nada pasó, legalmente.

La revancha se dio el 9/9/83 en el salón al aire libre del Caesar´s  Palace. Pero el “Flaco Explosivo” fue, ahora sí, aplastado por el “Halcón”, rey de la AMB, en 10 tramos en una rotunda demostración de superioridad. Lo tumbó en el primero, en el cuarto y lo noqueó a 1’48” de ese round, cuando la paró el árbitro Richard Steele. Se ha dicho que cuando Steele inició el conteo final un Argüello herido de muerte le habría susurrado: “Siga, siga. No voy a levantarme. No puedo ganar esta pelea y quiero seguir con vida”.

Los dos perderían luego el rumbo, sumidos en el mundo atroz de la drogadicción. El nicaragüense, realizó 4 peleas más y se retiró después de perder con un tal Scott Walker por DU el 21-1-95. Se dedicó a la política y era alcalde de Managua cuando apareció muerto en su casa el 1° de julio de 2009 (tenía 57 años) con un disparo en el pecho de una pistola 9 mm de su propiedad, suceso que levanto suspicacias y más tarde oficializado como suicidio por la Policía Nacional, sin que desaparecieran las dudas. La más grande  figura en la historia del deporte de Nicaragua dejó atrás un registro de 77 victorias, 62 por KO, y perdió 8, la mitad por nocaut. Tuvo 22 peleas por títulos mundiales, de las que ganó 19. Está en el Salón de la Fama desde 1992.

Respecto a Pryor, fue designado por la Associated Press el mejor superligero de la historia. De él  el famoso cronista de boxeo de esa agencia de noticias, Ed Schuyler Jr., dijo que “es una lástima que haya peleado tan poco. Él lanzaba golpes desde el ángulo menos esperado y disparaba los puños con gran velocidad”. Ganó el título AMB de las 140 libras con un rápido y violento KO a Kid Pambelé en 4 tramos el 2 de agosto de 1980 en su natal Cincinnati y despachó por la misma vía a los 8 retadores que siguieron, incluidas las dos veces a Argüello.

Ya estaba hundido en la cocaína cuando ganó el cetro FIB ante Nick Furliano en junio del 84 y lo expuso una vez frente a Gary Hinton, con una DU en agosto del año siguiente. Regresó luego de un retiro de 2 años para sufrir su primer y único revés ante Joe Bobby Young  el 8/8/87. Dejó el boxeo después de batir por KOT7 a Roger Choate en diciembre de 1990, 14 años desde su debut profesional. Ganó 35 de sus 40 peleas antes del límite, con 4 decisiones y la única mancha frente a Young. En 1996 fue exaltado al Salón de la Fama de Canastota, Nueva York.

En la paz del retiro el evangelio lo apartó de las drogas, se hizo pastor, dictó conferencias sobre su religión en distintos países, en especial a jóvenes descarriados, hasta que unos días antes de cumplir 61 años (nació el 22/10/55) enfermo corazón le falló y falleció en su casa de Cincinnati, Ohio, el 22 de octubre del 2016.


Movimientos en el Ranking AMB de Agosto 2021

Movimientos en el Ranking AMB de Agosto 2021



Gervonta y Romero se dispararon fuego en rueda de prensa

Gervonta y Romero se dispararon fuego en rueda de prensa

El campeón ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB),...

Bopp y Zúñiga listas en Barranquilla

Bopp y Zúñiga listas en Barranquilla

La campeona minimosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB),...